Moho

El moho en casa puede aparecer en las paredes, el techo, alrededor de las ventanas, etc.

A continuación te mostramos dónde puede crecer el moho en tu casa o puesto de trabajo, tales como:

  • Paredes.
  • Techo.
  • Ventanas.
  • Suelo.
  • Muebles.
  • Aislamiento.
  • Conductos de aire.
  • Ropa.
  • Sótanos.
Moho

A continuación puedes encontrar la manera de eliminar el moho de estos lugares, así como los signos y las causas del mismo.

Eliminación de moho en las paredes

Si tienes moho en las paredes de tu casa, entonces por lo general, es fácil de quitar. Si la pared no es porosa, entonces puedes simplemente limpiar el moho con un paño húmedo. También puedes utilizar un producto para matar el moho, si quieres. El moho se puede matar y eliminar utilizando productos como la lejía, vinagre, bórax y muchos más.

Sin embargo, si la pared es porosa, tales como los paneles de yeso sin pintar, entonces lo normal es que necesitas para cortar o rascar la pared por donde el moho está creciendo. Esto se debe a que el moho crece en el interior del material, en lugar de sólo en la superficie, y por lo que no se puede eliminar por completo aunque se limpie superficialmente.

El moho que crece en las paredes y el techo de una casa.

Moho en paredes de Pladur

Debido a que los paneles de yeso tienen un alto contenido en celulosa, que es uno de los materiales donde el moho se encuentra más cómodo y por tanto, dónde crece más comúnmente en el hogar. Como no hay forma práctica de eliminar completamente el moho de una pared de yeso, tienes que cortar y desechar cualquier parte del yeso infestado por el moho.

Moho detrás de las paredes

El moho puede crecer fuera de la vista detrás de las paredes en las cavidades de las mismas. Estos espacios suelen contener bolsas de aire húmedo y humedad. El moho también puede crecer escondido detrás del papel pintado. El pegamento del papel pintado puede contener restos orgánicos que luego pueden convertirse en una fuente de alimento para el crecimiento del moho.

Para encontrar moho escondido detrás de las paredes es necesario utilizar métodos invasivos de inspección y, opcionalmente, las pruebas del moho. Lo mejor es hablar con un especialista en el moho.

Los signos del moho en las paredes

La pintura saltada, decolorada y con abultamientos son todos los signos reveladores de que podrías tener humedad en una pared. Si notas cualquiera de estas cosas en una pared de tu casa, mírala más de cerca y seguro que podrás ver el comienzo de pequeñas cantidades de moho.

Estas señales también podrían indicar que el moho está creciendo escondido detrás de la pared, en la cavidad de la pared. Al ver pequeñas manchas de moho en la pared, a veces puede ser una señal de que en realidad hay una colonia de moho más grande en el otro lado y que está creciendo lentamente.

Oler a moho o humedad o las reacciones alérgicas son también buenos indicadores que podría haber moho escondido detrás de una pared de tu casa.

Cómo y por qué crece el moho en las paredes

Las causas más comunes de moho en las paredes son un alto nivel de humedad, la condensación y las fugas o las filtraciones de agua (que a menudo se oculta en el interior de la pared).

La condensación se forma cuando el vapor de agua en el aire se reúne en las superficies frías y se enfría para convertirse en líquido. La condensación es especialmente común en las paredes que forman el perímetro de una casa. Estas paredes son a menudo más frías debido al aire exterior fresco del otro lado.

Actos como secar la ropa mojada en el interior de una casa o el vapor de agua caliente, aumenta la humedad en el hogar. Si la humedad se mantiene alta en tu casa durante un largo periodo tiempo, entonces podrás ver como el moho comienza a crecer en tus paredes. Por lo general, la mejor forma de disminuir la humedad es ventilar tu casa abriendo las ventanas y puertas.

Las fugas o filtraciones de agua en tuberías cerca o dentro de las paredes son una causa común de moho. Si hay una fuga de escape en el interior de una cavidad de la pared se deberá arreglar.

Moho

Moho en el techo

Si ves moho en el techo de tu casa, entonces es probable que tengas un problema de humedad o condensación. También es posible que el moho esté causado por una fuga de agua por encima del techo.

Eliminación de moho en el techo

Al igual que con moho de las paredes, si el techo está hecho de un material no poroso, entonces por lo general puedes limpiarlo con un paño húmedo. Puede usar un producto para matar el moho, la lejía también mata el moho.

Si el techo está hecho de un material poroso, sin embargo, como de paneles de yeso sin pintar, entonces es posible que tengas que cortar el trozo del material donde ha crecido el moho, ya que probablemente ha crecido en el interior del material.

El moho que crece sobre el techo

Al igual que el moho que crece detrás de las paredes también se puede encontrar a veces moho que crece en el otro lado de los límites máximos. Las colonias de moho que crecen sobre techos generalmente son alimentados por agua de un techo con goteras.

Debes buscar pistas, ya que el moho podría estar creciendo por encima del techo de tu casa. Es importante detectar los signos de daños por agua en el techo. Las pequeñas áreas de crecimiento visible de moho en el techo pueden ser una señal de que hay una gran colonia de moho en el otro lado.

Moho en las ventanas y en los marcos

La condensación se forma con frecuencia en las ventanas debido al aire frío del exterior en el otro lado de la ventana, que enfría el vidrio. Aunque el moho no puede alimentarse en el propio vidrio, si la ventana está sucia, el moho puede alimentarse de la suciedad en el cristal de la ventana.

La condensación también puede llevar a la formación de moho, éste puede crecer alrededor de los marcos de ventana debido a la humedad de condensación en el cristal y luego puede pasar al marco. El otro lugar a tener en cuenta donde puede crecer el moho es alrededor de las ventanas, en la junta del marco de la ventana y la pared.

Moho en el suelo

El moho puede crecer por debajo del suelo de tu casa, al igual que crece por encima de los techos y en las cavidades de la pared. La suciedad y el polvo que caen bajo el suelo quedan atrapados, junto con la humedad, esto conduce a las condiciones perfectas para el crecimiento de moho.

Los azulejos y especialmente las alfombras atrapan grandes cantidades de polvo y pueden convertirse en un refugio para el crecimiento del moho. Las alfombras mantienen la humedad especialmente bien, les cuesta mucho tiempo secarse, lo que significa que pueden fomentar el crecimiento del moho muy fácilmente si hay un derrame de líquidos, fugas o filtraciones de agua o inundaciones.

Moho en los muebles

Los muebles hechos de materiales orgánicos como la madera, son otra zona donde puede crecer el moho si hay un problema de humedad en tu hogar. Los muebles tapizados, en particular, absorben la humedad, por lo que son un candidato ideal para el crecimiento de moho.

Ese mobiliario en tu hogar no debe mantenerse cerca, ni tocar las paredes ya que esto disminuye el flujo de aire y crea condensación. Al revisar tus muebles para la búsqueda de moho, recuerda en revisar debajo de ellos. También busca dentro de los muebles como armarios, cajones, etc.

Moho en el aislamiento

El aislamiento puede ser un reservorio para el moho. Cualquier aislamiento que se pueda ver expuesto en tu casa debe ser revisado a fondo, sobre todo si alguna vez hubo un problema de agua en esa habitación en particular, o si alguna vez hubo un crecimiento de moho en cualquier lugar de la habitación. Incluso si el aislamiento se ve limpio, a primera vista, asegúrate de examinar a fondo e inspeccionarlo.

Si terminas por encontrar el moho en el aislamiento dentro de tu casa, tendrás que quitar y reemplazar el aislamiento afectado, ya que será imposible limpiar completamente todo el moho que pueda haber en él.

El moho en los conductos de aire acondicionado y climatización

El moho también podría estar al acecho en los respiraderos, en los conductos de aire acondicionado y en los sistemas de calefacción de tu casa, así que no te olvides de revisar el interior de estas áreas cuando estés buscando moho.

El moho en la ropa

El moho puede crecer en la ropa en tu casa si se ha quedado húmeda durante un largo periodo de tiempo. La ropa húmeda no tendida ni secada durante más de un día después de ser lavada puede enmohecerse.

Moho en el sótano

De todas las habitaciones de la casa, el sótano es por lo general, el más propenso a contener moho. Debido a que el sótano es generalmente más bajo que cualquier otra habitación de la casa, a menudo es húmedo por las filtraciones de agua que fluyen hacia abajo. La temperatura fría del sótano también puede crear una gran cantidad de humedad por condensación. Para añadir a esto, el sótano es a menudo oscuro, rara vez se ventila, generalmente se encuentra aire estancado debido a una mala ventilación.

El moho a menudo crece en las paredes de madera, postes o marcos de un sótano. A partir de ahí, el moho puede expandirse a lo largo del mismo y hacia las otras habitaciones de la casa. Con el tiempo el moho también puede debilitar los marcos y vigas, ya que a medida que crece lentamente, los va carcomiendo.

Para comprobar si hay un problema de moho en tu sótano, busca signos de agua o de humedad. Además, si se ha producido una inundación o hay fugas de agua en o cerca de tu sótano entonces hay una alta probabilidad que el moho empiece a crecer.