Mantener tu hogar libre de condensación y de moho

Las cosas cotidianas como cocinar, lavar, bañarte e incluso respirar causa la humedad, que se libera en el aire.

La condensación puede causar moho negro en las paredes, en los muebles, en la ropa y en las cortinas. El moho además de dar mal aspecto a tu casa, puede dañar tu salud.

Mantener tu hogar libre de condensación y de moho

La investigación médica ha encontrado vínculos entre el moho y los ácaros del polvo con las enfermedades de la garganta y de los pulmones. La humedad por condensación también puede dañar las ventanas, las paredes de escayola y la madera.

¿Qué es la condensación y qué la causa?

Las cosas cotidianas como cocinar, lavar, bañarte e incluso respirar causa la humedad, que se libera en el aire. El aire sólo puede contener una cierta cantidad de vapor de agua, contra más caliente, más puede contener. Si este se enfría por contacto con una superficie fría, como un espejo, una ventana o incluso una pared, el vapor de agua se convertirá en gotitas de agua, a esto se le llama condensación. Esto es lo que sucede cuando el espejo entela en el baño.

¿Cómo se forma la condensación?

Cada casa tiene condensación en algún momento, por lo general, la humedad y el vapor se producen durante el baño, cuando se cocina o se lava la ropa.

Los acuarios y las plantas de interior también pueden dar lugar a grandes cantidades de humedad en el aire.

Es muy normal encontrar las ventanas del dormitorio empañadas por la mañana después de una noche fría, esto no es indicativo de un problema de condensación serio.

Si tu casa no parece estar libre de condensación o si tienes moho, sigue leyendo.

¿Qué puedes hacer para reducir la condensación?

1. Produce menos humedad

  • Seca la colada fuera de la propiedad siempre que puedas. También puedes poner un extractor en el baño y en la cocina, mantén la puerta cerrada y la ventana abierta siempre que puedas.
  • Nunca utilices calentadores con bombonas de gas portátiles o con parafina (sin fluel).
  • Ventila permanentemente la secadora hacia el exterior de tu hogar, utilizando un kit adecuado recomendado por el fabricante del aparato.
  • Durante la cocción, cubre siempre las cacerolas y no dejes las ollas hirviendo.
Mantener tu hogar libre de condensación y de moho

2. Ventila bien para eliminar la humedad

  • Cuando una habitación está en uso, mantén una pequeña ventana y / o un trocito de ventilación abierto.
  • Ventila bien los baños y las cocinas.
  • Mantén las puertas del baño y cocina cerradas, incluso si tienes ventiladores de extracción.
  • Ventila los armarios normales y los armarios empotrados, nunca los sobrellenes. Deja que el aire circule libremente en el interior. Por la misma razón, corta unos agujeros en el panel trasero del armario y desplázalo 50 mm de la pared circundante. Si es posible, pon los armarios empotrados contra los tabiques internos.

3. Aísla y calienta tu casa

  • Mantén tu hogar caliente con aislamiento y calefacción: esto reduce el riesgo de condensación.
  • Una calefacción constante y a bajo nivel proporciona la forma más económica de calor y reduce la probabilidad de condensación.

Cómo ayudarte a ti mismo

  • Trata y elimina el moho. Hay varios productos en el mercado que te ayudarán, como por ejemplo, productos fungicidas disponibles en las tiendas de bricolaje.
  • Limpia las ventanas, los marcos y otras áreas afectadas con un fungicida homologado. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante con precisión.
  • Después de tratar las zonas afectadas por el moho, pinta con una pintura fungicida de buena calidad. Siempre que sea posible retirar el papel de revestimiento y pintado, trata el yeso y la pintura o el papel de la zona de nuevo.
  • Existe un equilibrio entre la calefacción y la ventilación. Un deshumidificador puede ayudar.