Eliminar humedad de paredes

Si se dan las circunstancias adecuadas, el moho puede apoderarse de una propiedad y puede extenderse por todo el interior de una casa o de un negocio. Puedes encontrar fácilmente la forma de quitar el moho en las paredes interiores. Puedes hacerlo o tú mismo o contratar a un profesional para eliminar tu problema de moho.

Eliminar humedad de paredes

A continuación te ofrecemos los pasos a seguir para acabar con el moho en tu hogar:

1. En primer lugar debes saber cuales son los factores que hacen que un buen caldo de cultivo para el moho en los edificios. El moho necesita una combinación de cinco factores para prosperar. Estos son la humedad, el aire, las condiciones de temperatura adecuadas, una fuente de alimentación y una superficie sobre la cual crecer.

Algunas de las causas comunes que pueden contribuir a estos cinco factores incluyen las inundaciones, fugas o las filtraciones de agua, los sótanos húmedos, los conductos de los sistemas de climatización o el vapor generados por las duchas o por cocinar.

2. Identifica qué factor o factores para que crezca el moho tiene en tu casa. Si en tu casa tienes humedades que entran desde el exterior (se filtra a través de las paredes) en forma de goteras, puede ser un factor para el crecimiento del moho. La falta de ventilación y la oscuridad, también pueden promover su crecimiento.

3. Reparar la causa del moho para detener lo que lo está alimentando. Esto podría incluir dichos recursos como la reparación de tu techo.

4. Determinar si el moho está sólo en el exterior de la pared o si también ha hecho su camino en el interior de la pared. Si está dentro de las paredes, llama a un profesional. También tendrás que consultar a un contratista si necesitas reparar el interior de las paredes.

Eliminar humedad de paredes

5. Comienza abordando el problema del moho. Mueve los muebles a otra habitación. El daño que el moho haya provocado en los muebles, puedes dejarlo para más tarde. No apoyes los muebles en las paredes para evitar que estos contaminen la habitación. Elimina el moho de las paredes. Empieza a fregar las paredes con una esponja o estropajo de plástico y un detergente suave. Después de la eliminación del moho, desinfecta la zona con agua (aproximadamente 4 litros) mezclada con aproximadamente de 60 a 120 mL de blanqueador. Permite que la superficie se desinfecte durante 15 minutos, y luego enjuaga la pared. Asegúrate de utilizar guantes y que la habitación esté ventilada. Seca adecuadamente la superficie, tan rápidamente como te sea posible mediante el aprovechamiento de los deshumidificadores y ventiladores y / o con la ventilación natural de la habitación.

6. Aplica una pintura con propiedades antimicrobianas después de haber limpiado y secado la superficie para ayudar a combatir el futuro crecimiento de moho.

7. No te olvides del rodapié. Cuando el rodapié es de madera semiporosa, puede que tengas que limpiarlo y / o reemplazarlo.

8. Supervisa el área con frecuencia para prevenir o tratar cualquier futuro brote.

Consejo

Recuerda que para desempeñar esta tarea es vital llevar una máscara. Las esporas de moho en el aire pueden ir a parar a los pulmones si no se tiene cuidado.

Contrata a un profesional para las áreas de más de 1 metro cuadrado.